Porque el mundo es bonito, hasta vomitar.

28 junio 2010

Una de zombis...

Domingo.

10 AM. Llego a mi casa hecho unos zorros. El mundo es una nebulosa que se mueve ante mis ojos.
Preparo café, aún no se como. Da igual, tampoco soy capaz de decir si me gusta o no. Algunas partes de mi cerebro parecen estar desconectadas. Mi hermano pequeño me recuerda que TENGO que llevarlo a su partido de fútbol (aaaargh!).
Creo que en mi deambular por la cocina como algo, no estoy seguro. Puede que una ducha me despeje…

10:30 AM. No, la ducha no me despeja. Mientras me seco y me visto frente al espejo, descubro con horror mi mirada perdida, la boca entreabierta, unas ojeras impúdicas, la tez blanquecina, y de mi garganta, solo salen sonidos guturales indescifrables… ¡Me he convertido en un zombi!


10:45 AM. Subo al coche. Mi hermano (11) me mira con una mezcla de desconfianza y aprensión. Parece preguntarse ¿De mayor seré así? Le gruño y deja de mirarme.

11:00 AM. Llegamos al campo de fútbol. Mi hermano se pierde en los vestuarios, y yo me quedo en las gradas. Hace sol, demasiado. Oculto mi mirada tras unas gafas de sol, y me dirijo al Bar. Un café por favor (tampoco me sabe a nada). Cuando voy a pagar, algo llama terriblemente mi atención. Es un olor delicioso y tentador, que parece salir de la cabeza de la camarera me hipnotiza. En mi descerebrado estado, no puedo resistir la tentación, y meto mi dedo índice en la oreja de la sorprendida chica. Acto seguido lo chupo (no sabe a nada).
Acto seguido la camarera me de da un guantazo (no siento dolor).
Acto seguido salto la barra, le rompo el cuello y sorbo su cerebro (¡esto si sabe a algo!). Textura ligera, con aroma a coche nuevo. Puedo notar trazas de éxtasis y alcohol. Regusto a libros de Stephenie Meyer, que apenas le dan consistencia.

11:15 AM. De vuelta a las gradas. Las manchas de sangre en mi cara y camisa me dan un aire flamenco de lo más llamativo. La gente me mira extrañada, pero no hace preguntas (hoy doy gracias por la actitud reservada y distante de los catalanes). Parece que alguien comenta que hay barra libre en el Bar.

11:20 AM. Empieza el partido. Yo quiero que se acabe ya, el sol me molesta terriblemente. Los padres y tutores de los niños empiezan su ritual de insultos al árbitro, descalificación de los jugadores (niños) del equipo rival, y cante por saetas, all in one.

11:50 AM. Medio tiempo. Se que he estado mirando al campo, pero no he prestado atención al resultado. Para mí son 22 cerebros corriendo tras un balón (eso si, se nota que estudian la ESO). Desde el pitido inicial, en las gradas apenas huele a cerebro.
Un padre (o tutor) se acerca a mí para preguntarme cual de los niños que juegan es el mío. Miro fijamente su frente
-¿Usted tiene estudios?- Le pregunto. 

Extrañado, me responde que estudió filología checa. Me sirve. Lo reduzco entre las gradas, y sorbo su cerebro. Consistencia universitaria, con trazas de cannabis revenido, y en la retronasal pueden notarse un par de libros atravesados… mmm… típico de la cosecha del 64.

12:00 PM? AM?. Empieza la segunda parte.

12:10 PM. Menudo peñazo.

12:30. Se oyen gritos, alguien ha encontrado al filólogo. Acaba el partido el partido, los niños se van al vestuario. Me acerco al árbitro, su cerebro huele “como fresco”.
-¿De que trabaja?- Inquiero sin introducción alguna. 

-Soy árbitro y periodista- Responde sorprendido. 

-¿Sección de política?- Pregunto con cara de asco. 

-No, deportes- Me contesta. 

Perfecto. Lo noqueo, lo arrastro a la entrada de los vestuarios y me deleito con su cerebro. Ligero, algo superficial y ahumado. Pero con un toque chisposo. Creo que ha leído menos de lo que cree y más de lo que debería… Pero me gusta.

12:50 PM. Mi hermano sale de los vestuarios (¡al fin!). Me pregunta por el revuelo de ambulancias.
-La gente… que es muy descerebrada- Respondo mientras lo meto a empujones en el coche.

13:05 PM. Mi caaaaaaama…

14 comentarios:

Carlos dijo...

13:47 PM.
Aparece una entrada en facebook de bloggers......pienso, algo que leer, lo abro, empiezo a leer, se oye el ruido de la mandíbula contra el teclado,tomo una determinación, el día que se le ocurra meterme un dedo en la oreja le doy un guantazo que lo tumbo........y después lo remato, vaya a ser que se reanime y lie la de Diós es cristo, el caso es que si eso es lo que desayunas, no quiero saber lo cenas.....jajajajajaj!!!

denke dijo...

jajaja!!!

¡Lo tendre en cuenta! pero oye... lo miMMo te gusta!

Chocozombie dijo...

jajajaja está muy bueno (:
amo los zombieees
y nunca me había topado con una historia así (:
creo que quiero un hermano zombie

retinorama dijo...

juas!! muy bueno... me recuerda a aquella cutre peli gore del peter jackson. Gracias, me has hecho reir de buena mañana!!

denke dijo...

Ya ves chocozombie… somos medio primos ;)

Retinorama, te debía esa sonrisa por tu anterior post! (del que ya me declaré fan)

Mariana M* dijo...

¿A que el tamaño texto comenzó con una resaca del copón? Es que, fuera de algunos sorbidos, me sentí totalmente identificada.

denke dijo...

jeje si Mariana, admito que algo de eso hay... Pero que bonito es sentirse comprendido!

Folken dijo...

Yo soy mi propia hada madrina, por eso no me gustan los cerebros

denke dijo...

Me cuesta imaginarte como hada madrina. Y con eso no quiero decir que no te queden bien los tutús y los vestidos vaporosos.

Atram dijo...

Muy bueno!
...Creo q mi cerebro tiene el aroma de Stephenie Meyer...me he leido toda la saga!!! pero como dice tu amigo Carlos como intentes meterme el dedo en la oreja recibes!!!
Bueno, aqui tienes un posible principio de tu saga de zombies...nunca se sabe el tiron que pueden tener si los rebozas en swarovskis!!! jajaja

denke dijo...

Paso de adolescentes, que la ESO ha hecho mucho daño...

eLQüik dijo...

Aquí está mi comentario...


http://intolerabilidad.blogspot.com/2010/07/telekrimen-sangre-zombie.html

denke dijo...

Quick! propuesta más que aceptada, gracias!
por cierto no puedo comentar en tu blog... no me deja con google ID...

LoLaRoCkeR dijo...

Seguro ahora que visitaste México las quesadillas de sesos eran de tus platos favoritos eh!!! jejejeje

me gusta leerte :D
L.