Porque el mundo es bonito, hasta vomitar.

05 diciembre 2008

Verde que te quiero verde

Si hay una pregunta que me cuesta responder, es la de ¿de donde eres?
Puede parecer absurdo, pero con la de vueltas queme ha tocado dar, al final la cabeza ya no sabe decidir. Supongo que la respuesta mas adecuada sería Barcelona. Pero con datos en la mano, he vivido apenas un par de años en la ciudad.

Ser de Barcelona no es fácil. Hace tiempo que pienso que a los barceloneses, nos da miedo ser normales, hacer las cosas como los demás. Es como un imperativo de originalidad y “buenrrollismo”, que nos arrastra a ciertas cosas ridículas.

Con la llegada de la navidad, unida a la crisis, ha salido a flote un problema, que en las capitales europeas, no parece ser tal. La iluminación de las calles. Pues bien, este año, podemos decir sin riesgo a equivocarnos demasiado, que la iluminación navideña de Barcelona, es de las peores de las grandes ciudades europeas. Ni el lúgubre Tim Burton habria ideado algo semejante. ¿Y por que pasa eso en una ciudad jovial y alegre? Os preguntareis. Puede que el hecho de tener a ecópatas de Iniciativa per Catalunya Verds en el ayuntamiento no ayude. Al fin y al cabo ¿Le encargaríais que compre la bebida para una fiesta a un abstemio? No amigos, eso no lo haríais nunca.
Así que os quiero hacer notar un par de cosas sobre la ecópata numero dos del país, nuestra amiga Imma Mayol. Se autodenomina ecologista, pero los lectores asiduos sabréis distinguirla como ecópata. Esta señora, paladina de la ecología no tiene formación en el tema. Es psicóloga. Profesión muy respetable pero poco útil a la hora de hablar de medio ambiente. Esta semana se ha sabido que su cool y “verde” idea de los árboles horribles de aluminio supuestamente alimentados por la dinamo impulsada por una bicicleta (que han costado 36000 lereles each), están conectados a la red eléctrica.



Como no podía ser de otra manera. Todos los que hayáis tenido infancia, y en dicha infancia tuvieseis una bicicleta con aquellas luces que se alimentaban con una dinamo en la rueda delantera, sabéis que es imposible alimentar eléctricamente un árbol de esas dimensiones pedaleando.

Total, que estoy un poco cansado que nos traten como a imbéciles, personas sin la formación necesaria para tratarnos así…

9 comentarios:

Folken dijo...

Teniendo en cuenta que en mi época de ciclado llegué a generar 450 wats en la bici estática durante 10 minutos (o 370 durante 20 min), para caer mmuerto sin que los cuadriceps dejasen de temblar, lo veo un poco difícil, la verdad.

Es más, creo que había una ley, no sé si la hizo la UCD, que decía que los sistemas no eran 100% eficientes.

lo peor de los idiotas es que creen que todos son de su condición.

AzRi3L dijo...

oye! pero y lo "guay" que queda?? ya sabes, las apariencias lo son todo!

denke dijo...

No, si queda super guay. Pero cada vez que veo a un farsante de ICV en la tele se me gira todo por dentro. Acepto con relativa deportividad que haya gente que vive del momio, y encima nos cuenta dinero. pero que encima se consideren moralmente superiores cuando la cagan de pe a pa.. grrrrrrrrrrrrrrrr

aiguamarina dijo...

Sólo un imbécil puede tratar como imbéciles a los demás, la cuestión es que ya deberían dejar de tratar así a los demás, por que no lo son.

Beset!

pcbcarp dijo...

a) ¿Por qué hemos acabado viviendo en un sistema en el que el ascenso en el poder político se produce en proporción directa al grado de imbecilidad? (Tal vez tenga que ver con que Emilio Botín y sus pares no son imbéciles)

b) Muy agradecido: el término "ecópata" es exactamente el que llevo años buscando y al fin lo he encontrado después de tanteos como "ecologistas de pastel", "econazis", "putos ecologistas de mierda que no han pisado el campo en su puta vida", etc. Gracias, de verdad. Es claro, conciso y correcto. Espero hacer buen uso de él en lo sucesivo.

issis dijo...

hace mucho que no paseo por barna de noche. creía que iba a ser un post sobre identidades nacionales al leer el principio :)
que cada uno compre la cantidad que quiera el día del nacimiento de nuestro señor. pero por favor, no nos obliguen a ser iluminados por sus velitas de cumpleaños.

esteve dijo...

qué falta de fe!!

qué falta de eco-implicación!!

;)

Joan dijo...

¿De dónde eres?

Pelegrí, Pelegrí...

elena dijo...

Esta tarde he pasado por delante del arbolito de los jardinets de gràcia yyyyyy .... no he visto la bici!!! yo que me quería subir en ella para dar un poco de calor navideño a la zona ... ummmm ... ¿y si enganchamos una bicing, hará el mismo efecto?