Porque el mundo es bonito, hasta vomitar.

22 mayo 2008

The times that are changing

Hace unos años, tantos como 9, tuve una conversación con la tía cookies, que hoy ha vuelto a mi memoria.

En aquellos años, yo era un adolescente marcado por el grunge, con grapas industriales en las orejas, pelos de colores, pantalones más que caídos y bueno, unas pintas algo más extremas que las actuales. La tía cookies hacía poco que era madre y la situación nos llevo a hablar de las modas.


Ivà, grande entre grandes
y si, la imagen viene a cuento.

Como todo adolescente vivía equivocado pensando que mi cabeza regía con cierto criterio, y entre frase grandilocuente y frase grandilocuente, recuerdo que dije algo así como:


- “Yo a mis hijos les dejaré vestir como quieran”. -

Por que con 18 años, o estas a favor de todo tipo de libertad y esas mandangas, o eres un imbécil redomado (lo que todo el mundo con más de 25 años considera “persona madura”). Pero claro, ¿si los adolescentes no fuesen ridículos, acaso serían adolescentes..?


La tía cookies, que en proceso de ser madre había sufrido cambios en cuanto a responsabilidad, madurez, y digo yo que discernimiento, respondió a mi afirmación con algo así como:


- “Cuando seas padre, tus hijos se vestirán de la manera que mas te joda, y te joderá”. -

La miré con incredulidad, y ahondando en la brevedad de mis miras, dije:

-“Me dará igual si se pinta el pelo, o lleva los pantalones caídos”.-

A lo que respondió en tono castizo:

-“Ya, pero es que igual cuando tu seas pa
dre, a ellos les dará por ir con “la chorra” fuera, o en pelota picada…”-

Hummm… recuerdo no haber quedado muy convencido, pero también se que no recuerdo como acabó la charla.

Hoy, reflexionando sobre el tema, me he dado cuenta de que cada vez que veo a un “Emo” por la calle, o a las niñatas disfrazadas de Paris Milton o pseudo Amy Winehouse, pienso:


- “Pobres gilipollas, ¿No se ven en el espejo?”. - (si, por las mañanas soy un pelín destroyer)


He aquí una lozana y sanota diva de la canción

Y claro uno no puede evitar imaginarse a si mismo, diciéndole a su hijo que “por el amor de dios”, no salga a la calle con “la chorra” fuera (cookies dixit)… o a su hija (indistintamente), que no puede salir a la calle en pelota picada por muy verano que sea, que a mi “a su edad” jamás se me habría ocurrido “salir así a la calle”… por favor, si es que esta juventud de hoy en día no respeta nada, etcétera etcétera…


Nada, que entre esto y lo de la declaración de la renta, mi pequeño Peter Pan interior está más que temblando.
Suerte que las motos hacen que me comporte como un crío

15 comentarios:

Harvester Of Sorrow dijo...

El problema es que, cuando te referías a "vestir como quiera" pensabas en "vestir como yo ahora mismo, que soy lo más". Yo también tuve un pasado grungeta y coqueteé con la estética heavy más grimosa. Ahora, cuando veo a un chavalito vestido con algo que se le parece, me pongo tierno, pero los Emos, los Latin Kings de pegatina o las aspirantes a Winehouse (que muchas veces se quedan en Juanis de discoteca poligonera) me ponen de los nervios.

Esta juventud, dónde va a ir a parar...

denke dijo...

Pues si, solo ha pasado media generacion, y ya no me gustan...

Juani de discoteca poligonera, que precisión..!

issis dijo...

todos buscamos en esas épocas un sentido. lo peor es que tanto la estética grunge como los emos y "vinocaseras" tienen en común esa necesidad de encontrarse. pero como ya no nos reconocemos así (aplaudamos nuestro avance hacia saber un poco más de todo, sobre todo de nosotros mismos). ahora vemos más claro que somos más iguales de lo que pensábamos y no hace falta "personalizar" nuestro aspecto interior...
great post!

Joan dijo...

Harvester es uno de los buscadores de dobles y definiciones de fauna social más precisos que existen. Afirmo.

El pasado grunge-heavy es grande y no hay que renegar de él. He llegado a vestir Dr. Martins rojas con punta de hierro, pantalones elásticos y camiseta de Soziedad Alkoholika, años más tarde, pantalones anchotes (o incluso chandal adidas, my god!!), camiseta de diseño freak -comprada por internete- y ahora he pasado a la normalidad, con alguna excepción en cuanto a camisetas y/o bambas.

Harvester Of Sorrow dijo...

La camiseta de Joan de los Red Hot Chili Peppers combinada con el chándal Adidas de las rayitas era una visión muy frecuente en el bar de cierta facultad.

Yo, lo más esperpéntico que recuerdo haber llevado es unas Martins negras de bota con unos pantalones tejanos deshilachados por las rodillas y llenos de cortes. Aderezado, of course, con mi camisetica de MetallicA llena de calaveras y unas melenas un poco leoninas. Digamos que tenía el pelo un poco rebelde.

Ahora, me siento más ridículo cuando me toca ponerme americana para trabajar. Parezco un niño de primera comunión.

Gracias por el cumplido, JB!

JULY dijo...

bueno bueno... el problema no es tanto el CÓMO te vestías o el CÓMO se visten los adolescentes de hoy. El hecho de que nos viéramos NEFASTOS en nuestra pubertad, tú, yo, los demás, no es por vestirse así o llevar las carnes por fuera.. es simplemente porque SON PÚBERES. Ser púber, te vistas como te vistas, hace que te veas FEO. Lo siento. Son pocas las personas que esa edad les concede la virtud de la belleza. El resto de los mortales vivimos entre espinillas, mal olor, pelos en partes inimaginables, brazos largos hasta las rodillas. A eso súmale que nos vistamos con camisas de franela a cuadros y nos colgáramos hasta el metate, fatal. Por cierto, le recuerdo de una deuda que tiene conmigo acerca de esa edad gloriosa. No se me escapa.

denke dijo...

Yo al tener acceso a ropa de "obra" por parte de mi padre, en lugar de dr marteens utilizaba auténticas botas de punta de acero de la ocnstrucción, lo qu eme daba un aire alternativo y unas bonitas ampollas en los pies.

Actualmente, por suerte, puedo ir a trabajar sin corbata, en tejanos camiseta freak y bambas...

elena dijo...

¿Esa es la moto que te está quitando el sueño estos días???

denke dijo...

Pues si, con una salvedad, ya no es ESA moto, ya es MI moto.

pero no quiero adelantarme al proximo post...

elena dijo...

Ahí, en plan butanero ... jejeje

issis dijo...

yo también tengo botas de obra... y ala, hoy me las pongo.
¿a que dan un aire de cowboy urbano?

Grigri dijo...

Que maco denke, i quanta raó la tia cookies!!!
Precisament diumenge passat al programa aquell de "Qui els va parir" van sortir 5 adolescents adscrits a una o altra tribu urbana, a saber: 1 gòtico-punk, 1 pija, 1 rapero, 1 heviata ,1 gal.
A part de descobrir què era això de les gals, el què més em va flipar és veure que ja estic "in the other side" i sense cap mena de dubte. A part d'escandalitzar-me pensant "com deixen sortir aquests nens i nenes al carrer vestits d'aquesta manera", internament anava fent números i comptant el temps que em resta per patir-ho en primera persona... glups!!!

tia cookie's dijo...

Como parte aludida en este Blog debo reiterarme en lo dicho, espero que mis hijos no lean este blog cuando sean adolescentes, que... fijo que me esperarían en la puerta con la "chorra en la mano", casi es una suerte no haber tenido niñas porque lo de "la pelota picada" tiene una mala solución.

Por lo demás, esto de la adolescencia tiene la suerte de ser como un resfriado de verano es molesto pero pasa, y la bondad de que a tus colegas les pasa a la vez con lo cual, "gilipollas el último"... los granos y pelos con más, son menos...estoy or presentarme al certamen de polipoesía peripatética en Cracovia.
Un beso a todos desde el fonde de el absurdo de mis tiempos, en cuanto tenga un rato vuelvo a daros la bara con mi blog.
Sí es una amenaza! se os echa de menos.

Deric dijo...

uiuiuiuiuiui! Ens estem fent grans, eh?

niñoC dijo...

Querido compañero de zulo:

Recuerda que tu modernos look grunge se esfumó a los 20 años víctima de la opresión pseudo-opusiana. Así que es normal que ahora, hecho y derecho aunque algo disperso, te parezca que las modas son ridículas, ya que las abandonaste cuando aún eras "joven" XD.

Los emos dan asco, probablemente el mismo que daban los grunges. Y qué más da? Es normal que la gente joven se identifique con algo.

Yo no creo que sea tan gave ir con la chorra fuera!! Sólo necesitas unos pringados que sean los primeros y tendrás cientos de pubertinos haciendo lo mismo.