Porque el mundo es bonito, hasta vomitar.

08 noviembre 2010

Habemus visita


Voy a intentar escribir esto de la manera más neutra posible. Intentaré olvidar que vivo a una calle de la catedral de Barcelona, que defiendo el laicismo del estado, que pago religiosamente mis impuestos (el adjetivo no es gratuito), que soy agnóstico, y en definitiva que soy uno más de los pacientes ciudadanos de Barcelona.

En efecto queridos hermanos, hoy quiero hablar de la visita del Papa a la ciudad condal. Si que está dura la crisis cuando el santo padre, emulando a Bruce Springsteen, los Rolling Stones, Supertramp, etcétera… tiene que salir de gira para pagar las facturas de luz del Vaticano.

 Wellcome to the Papa's World Tour 2010

Dicen las más básicas normas de protocolo, que los anfitriones deben hacer sentir cómodos a sus invitados, tanto como en su propia casa. De entrada creo que la ciudad, como tal, se ha puesto al servicio del Papa. Estaciones de metro cerradas, servicios de transporte inutilizados, calles cortadas… Algunas zonas de Barcelona parecían un bunker diseñado para proteger a una reunión de banqueros, el G-8, Mourinho, y el tipo que metió a los gatito en botellas. Es decir, de las personas más odiadas del mundo. Todo en pos de la seguridad de una persona que se supone representa unos valores de paz, amor, etc… (Si, se que no es muy preciso, pero esto no pretende ser un post sobre teología).
Hasta aquí, creo que una vez más, los ciudadanos de Barcelona, han demostrado sus dotes de paciencia.

Pero pasemos al apartado del invitado. Su santidad the Pope. No voy a valorar lo que ha dicho, por que sería absurdo. B16 es la cabeza visible de una iglesia, y como tal, da sermones y es dogmático. Su punto de vista del papel de la mujer, los derechos de los homosexuales, y el aborto son sesgados y evidentemente opuestos a los que pueda tener yo. Pero me gustaría hacer unos apuntes.

La iglesia, puede tener su opinión, y transmitirla a sus seguidores, siempre y cuando no vayan contra la legalidad. Así que creo que el discurso del Papa, en cuanto al aborto y los matrimonios homosexuales, ambas cosas legales en España, está fuera de lugar. Más aún cuando su misa no tiene carácter “privado”, y se transmite en directo por la TV. Insisto, me parece fuera de lugar (amén de que no estoy para nada de acuerdo).

La crítica a la sociedad española por ser laica, y su comparación con el anticlericalismo, es directamente de mala educación. No puedes ir a casa de alguien que se toma molestias por ti, y te recibe bien, y ponerlo a caldo. Señor mío, si la sociedad española es laicista, dos cosas… respételo y pregúntese por que lo es. Un poco de autocrítica no viene mal de vez en cuando.

La afirmación sobre la realización de la mujer en el hogar y en trabajo ya es de traca. La iglesia católica, mantiene a la mujer en un segundo plano en su estructura, y son plenamente conscientes de ello. No entiendo como hacen tanta apología de no utilizar la colita que tenemos entre las piernas, y a la vez les preocupa tanto que alguien la tenga o no… me lo explique alguien plis. Me parece hipócrita.

Es curioso que tras meterse en esos jardines, se haya ignorado el tema de los abusos a menores (que si se dio en la reciente visita a Irlanda).

En resumen, la actitud del Papa en particular, y de la iglesia en general no me ha gustado. Insisto, intentando alejarme de lo que me puedan parecer el gasto, y los inconvenientes que ha generado la visita (desde aquí un saludo a los gentiles pilotos de los helicópteros que se dedicaron a despertarme a las 8 todo el fin de semana).
La Iglesia católica debería valorar el trato que recibe por parte de un estado laico, y respetar más precisamente eso, que éste es un país laico, por ley. (País del que si acepta dineros y trato preferencial).

2 comentarios:

Ferran dijo...

Però, de fet, creus que dóna per gaire, el tema? Vull dir, a aquestes alçades de la pel.lícula ja ens coneixem tots, i sabem què pensa el papa i tota la cúria vaticana, dels gais, de l'avortament i tot plegat.

A mi em sembla que s'ha escrit massa, sobre aquesta visita. Ha vingut, ha fet i dit el que s'esperava d'ell, i ha marxat. Bon voyage.

denke dijo...

Home, el papa en si no. Pero si que em desagrada saber que si ve un lider d'un pais, o d'una religio diferent, i diu el que va dir aquest senyor, la plana major del nostre país reaccionaria.
No m'agrada veure que els caps del pais no respecten la laicitat (l'actuació dels reis, etc...)