Porque el mundo es bonito, hasta vomitar.

03 mayo 2011

Envejecer


Hace unos días, hablando con un buen amigo, uno de esos a los que si no puedes ver durante una temporada, no se acaba el mundo. Salió a relucir el tema tatuajes, y él, persona precavida y previsora, decía que no se hacía ninguno, no porque no le gustasen, sino porque se imaginaba a su padre con el tatuaje en cuestión, y le daba el bajón.
Lo que me llevó irremisiblemente a plantearme… ¿Como seremos cuando seamos mayores?

Tengo claro que no seremos como nuestros padres, y que ellos no son o serán como nuestros abuelos. Los gustos gustos son, y la gente no cambia, envejece.
Para empezar no escucharemos la misma música. Mi abuela escuchaba a los Panchos, a la Callas, y a Machín, y mi madre seguramente seguirá con su Cat Stevens, su Supertramp, sus Dire Straits, y su Gilbert O’Sullivan. Así que me imagino que yo, escucharé las versiones más tranquilas de Pearl Jam, las baladas de Metallica, a Bisbal, y a los Wallflowers.

No creo que vista igual que mis padres. Son muchos años de tejanos y camiseta, de deportivas y de informalidad. En un futuro, seguramente parecerá carca, pero yo me reiré. Ahhh… ¡placeres de la senectud!

Hubo un tiempo, en que este tipo era LO MÁS

Tampoco me imagino taaaaan alejado de las nuevas tecnologías como la gente mayor de hoy en día. De algo me tendrán que servir todas las horas que le he dedicado a la NES, SNES, N64, PC, Playstation1, Playstation2 y Playstation3. Seguramente criticaré que se implanten chips y mierdas en el cerebro, pero mientras pueda seguiré jugando. Seguro que sacan juegos en slow motion para ancianos jugones.

Así que no me preocupa lo de los tatuajes. Procuraré hacérmelos pensando en cómo se verán con arrugas. Al fin y al cabo, en el geriátrico, seremos unos cuantos los tatuados.

8 comentarios:

Atram dijo...

Un tatuaje? En el tobillo! los colgajos lo taparan...por la gravedad...digo! y no estaré yo para mirarme mucho los pies, entre cataratas y barriga. Decidido, yo me lo haré en el tobillo!! jajajaja

denke dijo...

Colgajos en el tobillo, un concepto siniestro donde los haya...

Grigri dijo...

los tatuajes son más viejos que tú y que yo y que unas cuantas generaciones de nuestras respectivas familias... es más un tema cultural... a nadie le extraña ver a un maorí de más de 70 años tatuado de los pies a la cabeza, ni tampoco ver a un masai crecidito con su vestido rojo sus collares y pegando saltitos...
así que tatúate si te apetece, y si algún día tus hijos te preguntan les cuentas que tu perteneces a una tribu donde tatuarse era costumbre habitual.. también agujerean las orejas a las niñas no? para ponerles pendientes, y a nadie le parece raro!!!

Dicho eso... no me hables de envejecer que acabo de cumplir los 35, y estoy muy sensible...

retinorama dijo...

Pues yo me lo hice en la nuca para que se me viera bien cuando vaya caminando encorvada ;)) Los viejos rockeros nunca mueren! (atjoooo,a tjoooooo!!!!)

issis dijo...

si me lo hubiera hecho el branding que pensaba, ahora estaria muy arrependido... necesito pensar bien que es lo que pongo dentro antes de ponermelo fuera.
viva los 30

mariana m* dijo...

¡Oiga!!!! ¿Cómo está que ya no postea na' de na'? ¡Se le extraña!!!!!

Tenblog dijo...

pues...la verdad es que es para pensárselo...yo cuando era más jovencita tenía una cintura espectacular y quería hacerme un tatu rodeando el ombligo...menos mal que no lo hice. Ahora no me gusta tanto mi cintura y creo que no quedaría tan bonito ese tatuaje. Sin embargo ... estoy orgullosa y contenta del que me cubre el omóplato y el cutresalchichero que tengo en el tobillo ... conclusión: cáuno que haga lo que se le venga...

Africa dijo...

a mí me gusta mi "pequeño" búho; el chico me dijo que le haría una especie de neblina que bajaría con el tiempo pero no ha bajado tanto, no me importa, ahora parece un mandala. He tardado tiempo en decidirme y encontrarlo así que no me arrepiento pero usé la cabeza y lo coloqué estratégicamente...lo veo poco pero sé que está ahí....