Porque el mundo es bonito, hasta vomitar.

08 junio 2006

La vida eterna


Si, he encontrado la fuente de la vida eterna...
Como la mayoría de los grandes decubrimientos, fué un hecho casual.
La semana pasada me tocó visitar Elche por motivos laborales, y entre la RENFE (si, (aún) soy un peón de rango bajo en este mundo capitalsta), el reencuentro con amistades, el trabajo y el calor, me topé con la fuente de la vida eterna.

Una vez acabadas "mis labores", y de regreso al hotel, leí un cartelito:
'Lugar histórico de altura'
La verdad es que mi curiosidad no pudo resistirlo, ¿Lugar histórico de altura? ¿se refería a su distancia con el suelo o a su valor histórico? Necesitaba descubrirlo, así que previo pago de os preceptivos 2 "leuros", entré en una torre cuyo diametro no sobrepasaba los 3 metros de diámetro y empecé a subir escalones... subía y subía y la cosa parecía no tener fin, primero se me aceleró el pulso, luego empecé a sudar, mis piernas acabaron cansandose y finalmente me mareé de tanto dar vueltas en aquella interminable escalera de caracol.
Cada diez escalones, con una sordina odiosa, alguien se había dedicado a pintar el número de escalones ascendido. Era evidente que no solo a mi me hastiaba aquella situación, alguien antes que yo había flipado subiendo aquellas escaleras hasta el punto de contar los escalones de su mareo.
Finalmente y tras 133 escalones llegé a lo alto de la torre.

Repasemos. Desde siempre (me encanta esta frase) se ha dicho que cada escalón que subimos, nos "da" 5 minutos más de vida, ¿no?
Así que 133 x 5 = 665 minutos, que al cambio serían 11 horas y 5 minutos!
Amigos, sin contar los escalones de bajada, que algo me darán en la eternidad por ellos por que mareaban igual los malditos, he ganado 11 horas mas de vida...
La ecuación es sencilla, si subimos un par de veces al dia esa torre, ganaremos un dia extra de vida al dia.
No hay nada como la sabiduria popular.

5 comentarios:

aiguamarina dijo...

Buenas!
Lo más sorprendente, es que no cuentas como los bajaste...
Al subir una de las tores de la Sagrada família, con diez años y habiendonos colado los tres hermanos...

Flipé al conseguir llegar arriba,
a cuatro patas, jajajaja, sí, si...
pero bajé sentada en cada uno de los escalones, tengo vertigo :)

Así que me pregunto, subiste derecho y bajaste de igual modo?

PD: yo no quiero más horas ni días de los que me pertocan, y casi que no hay webs de repetir la hazaña tampoco !!

Besos

denke dijo...

Pues baje haciendo pausas para tomar las fotos, por que mareaba que daba miedo...

Yo tambien tengo vertigo, y alguna vez había bajado las escaleras sentado ;)

Annna dijo...

A mi me parece más suculenta la vida eterna según Joaquín Sabina, con aquello de "qué poco rato dura la vida eterna, por el túnel de tus piernas, entre Córdoba y Maipú".
Molts records!

issis dijo...

ejercitar las piernas y los pulmones para vivir un día más...sabiduría popular o talvez un slogan de ministro de deportes del siglo XIX? jejejejej
bonita foto

denke dijo...

no se que es exactamente, pero me encanta encontrar el lado absurdo a estas creencias...
(algun dia os hablare de la cucharilla en la botella de cava)